Un cabello limpio es un cabello hermoso

Hay cosas que ya hacemos de forma cotidiana y de pronto podemos perder consciencia de su importancia, por ejemplo, cuando lavamos nuestro cabello, estamos antes que nada demostrando un autocuidado por nuestra salud y también por nuestra belleza, pues el shampoo remueve el exceso de aceites, sudor, bacterias, células muertas de la piel y residuos de los productos de cuidado y peinado que usamos en el cabello todos los días.

Sus ingredientes están diseñados para formar una espuma fina que limpia el cabello cuidadosamente sin estropearlo, y si bien es cierto que no es indispensable lavarlo diario a los mexicanos por lo general nos encanta hacerlo, pensamos cosas como “Si no me lavo el cabello es como si no me hubiera bañado”, esto es muy común escucharlo y realmente es algo muy cultural, la buena noticia es que lavarlo a diario no le causará ningún daño a tu cabellera.

Un consejo que no debes echar en saco roto, es comprar tu shampoo en súper mercados, farmacias o lugares formalmente establecidos, pues ahí encontrarás productos de calidad y seguros, sin la incertidumbre de que hayan sido rellenados  o que contengan ingredientes que no están permitidos en México.

En cualquiera de estas tiendas encontrarás una amplia gama de shampoos que te ayudarán además de limpiarlo a alcanzar los resultados que quieres ver en tu cabello ya que los hay para todos los tipos de cabello: rizado, lacio, ondulado, maltratado, seco, graso, teñido, etc. y para solucionar muchos de los problemas tanto del cuero cabelludo como del cabello en general.

Para lograr un lavado de 10, te damos estos tips:

  • Primero desenreda tu cabello, para evitar quebrarlo al tratar de desenredarlo cuando está mojado.  Cepilla tu cabello antes de meterte a bañar, pero si no te da tiempo…. mejor usa acondicionar que hará maravillas para desenredar tu cabello en la regadera, solo usando tus dedos.
  • Al meterte a la regadera enjuaga tu cabello para eliminar los restos de gel, cremas, grasa y suciedad.
  • Aplica tu shampoo favorito, la cantidad adecuada depende del largo de tu cabello pero en promedio la cantidad adecuada es una porción del tamaño de una almendra si tu cabello es muy corto.  Aplica el shampoo en todo tu cabello haciendo énfasis en el cuero cabelludo, masajeándolo suavemente con las yemas de los dedos, al finalizar enjuaga perfectamente hasta que el agua salga clara… en serio enjuaga ¡muy bien!
  • Después aplica acondicionador, este se debe de aplicar de medios a puntas, evitando la raíz.  Asegúrate de enjuagar perfectamente el acondicionador.
  • Procura dar un último enjuague con agua fría, pues así cerrarás las cutículas de tu cabello manteniéndolo más brillante.

Como último tip te recomendamos secarlo con una toalla o dejarlo secar al natural, si es muy necesario utilizar la secadora, pero entonces, no olvides aplicar un buen protector de calor.

Ahora ve y consigue tu shampoo ideal y no olvides #CuidaTuBelleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares