¿Dientes sensibles?

¿Sientes un dolor corto y agudo (como un piquete) cuando comes o bebes ciertos alimentos? ¿Sufres dolor en los dientes debido a la sensibilidad dental? ¿Tu sensibilidad es un problema diario o sólo una molestia ocasional? Es muy probable que tengas “hipersensibilidad dentinaria”, otro nombre para referirse a los dientes sensibles. ,Este problema se caracteriza por un dolor agudo en respuesta al aire frío, a los alimentos y bebidas que están particularmente calientes o fríos, muy dulces o agrios. Si padeces un dolor más grave y más constante, lo más probable es que sea un problema diferente.

La sensibilidad de los dientes es causada por la exposición de la parte más blanda del diente que se encuentra debajo del esmalte dental, denominada “dentina”. La dentina tiene tubos pequeños (túbulos) que contienen terminaciones nerviosas que se llenan con líquido; cuando consumes alimentos y bebidas calientes, frías o dulces puede provocar que este líquido se desplace. Este movimiento del líquido hace que las terminaciones nerviosas a su vez reaccionen y produzcan un piquete molesto o dolor agudo breve.

Si tus encías se retraen, la dentina queda expuesta y los dientes quedan menos protegidos de cambios de temperatura. El dolor en los dientes es más común que el dolor en las encías, ya que en ocasiones puedes tener encías sensibles y no sentir dolor. Pero si sientes molestias en tus dientes lo más recomendable es que visites a tu odontólogo lo antes posible.

A continuación te decimos algunas causas de la sensibilidad dental:

Cepillado demasiado fuerte

Los hábitos de higiene dental, como cepillarse con demasiada frecuencia, demasiado fuerte o con un cepillo de cerdas duras pueden a la larga desgastar el esmalte de los dientes. También pueden causar que tus encías se retraigan y provocar mayor exposición de la dentina.

Enfermedad de las encías (gingivitis)

Otra causa es que sufras de gingivitis, si aún no tienes claro de qué trata esta enfermedad te recomendamos que leas nuestro artículo “Como diferenciar entre encías rojas, hinchadas e irritadas”. Cuando el tejido de las encías se inflama y se debilita, tus dientes se vuelven sensibles ya que queda más expuesta la superficie de la raíz.

Rechinamiento de los dientes

Si tus dientes rechinan cuando duermes o si los aprietas durante todo el día, puedes estar desgastando el esmalte y exponiendo la capa subyacente de la dentina.

Retracción de las encías

La retracción de la encía cercana al diente sensible, causada por afecciones como la enfermedad periodontal, puede exponer la dentina y provocar sensibilidad dental. Cepillarse los dientes demasiado fuerte o seguido también puede provocar la retracción de las encías.

Si tus dientes son sensibles lo primero es adecuar tu rutina oral, cambia tu cepillo por uno de cerdas suaves y cuando te cepilles hazlo firme pero con cuidado, existen pastas dentales especiales para dientes sensibles, de igual forma completa tu rutina con un enjuague bucal que además de limpiar, proteja y cuide el esmalte de tus dientes. Si   las molestias persisten y la sensibilidad aumenta recuerda acudir a un especialista dental y así cuidar tu dentadura, tu salud y tu belleza.

También podría interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *