Cómo influye la alimentación en tu piel

¿En verdad somos lo que comemos?, hemos escuchado esa frase hasta el cansancio y en ocasiones nos parece que no tiene sentido hasta que haces memoria y recuerdas esos días de vacaciones o de destrampe donde comiste grasas, azúcares y carbohidratos hasta el cansancio y justo, cosa extraña, fue cuando te sentiste con bajones de energía o molestias físicas (dolores de cabeza, de estómago, etc.) y de pronto ante estos efectos, viene el recato y la sensatez para alimentarte de una forma sana y balanceada y recobras ese bienestar que solo valoramos cuando lo perdemos o desequilibramos.

¿Pero todo esto influye en nuestra belleza? Mira, por ejemplo la piel es un tejido que consta de numerosas capas además de la epidermis que es la que vemos en todo nuestro cuerpo, pero la salud de todas las demás capas que están debajo se refleja en como se ve y siente la piel en general y una de las claves para que el cutis luzca radiante y libre de impurezas es la alimentación.

Si tu alimentación es alta en grasas, esto se verá reflejado primero en la epidermis y finalmente en toda tu piel, pues un exceso de lípidos impedirá la correcta circulación y oxigenación de los vasos sanguíneos, lo cual en conjunto con otros factores (como cambios hormonales, bacterias, ciclo menstrual) puede detonar la aparición de las conocidas impurezas, como barros, espinillas, etcétera.

Agua y piel

Nuestro cuerpo está formado en un 80% de agua y es por lo tanto es necesaria para muchos procesos metabólicos de nuestro organismo, en el caso de nuestra piel es la sustancia más importante ya que le ayuda a mantener su vitalidad y suavidad. Sólo en la capa más superficial de nuestra piel, se encuentra entre el 10 y 20% del total de agua de nuestro cuerpo.

Existen varios factores que aumentan la pérdida de agua a través de la piel, como el clima, el sol, las actividades físicas intensas y la inadecuada ingesta de agua, entre otros. Mantenernos hidratados, mediante el consumo de abundante líquido y el uso de productos que hidraten la piel, evitarán tener una piel seca y con apariencia envejecida ya que así estaremos contrarrestando los efectos de la evaporación del agua.

Recuerda #CuidaTuBelleza alimentándote sanamente y saca lo mejor de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *