La mamá perfecta

¿Cuál sería tu respuesta su te preguntarán si tu mamá es perfecta? O si ¿Tu eres la perfecta?…

La verdad es que la perfección es algo demasiado aspiracional, pero,  cuando hablamos de una mamá debemos de admitir que es increíble, tanto así que hay momentos (y aun en los peores) se muestra lo más cercana a la perfección; por su valentía, su entrega, su amor incondicional y muchas cosas más, amamos a mamá y siempre la veremos como la mujer perfecta, la que siempre está ahí para apoyarnos incondicionalmente pase lo que pase.

El amor de madre es distinto a los otros amores, este no conoce la traición y jamás lastima intencionalmente.

El amor de madre es inalterable, puede que haya alguna diferencia en la forma, pero la esencia se mantiene, pues el amor de madre tiene la facultad de multiplicarse sin perder fuerza y no se agota. Puede que se canse en algún punto, pero el efecto no decae, tanto que parece interminable y no mide consecuencias, podrían dar la vida sin pestañear.

El amor de madre está diseñado para que la vida perdure. Somos la especie que más cuidados necesita para sobrevivir y que más demora en volverse autosuficiente.

Cada madre tiene un rasgo que la distingue de las demás y por el que sobresale. Pero nosotros vemos a nuestra mamá como ninguna otra, la vemos como la que lo sabe todo y la que siempre da un poquito más de lo que puede, tal vez si le preguntas tu mamá te dirá que ella no es la mamá perfecta  ya que como cada ser humano, ella  también se equivoca, ella no estudio para ser mamá y sentirá que lo que te da nunca es suficiente, pero nosotros no medimos nuestro amor hacia ella por eso, si no por quien realmente son, por lo que hacen día con día.

Pero las mamás también mienten, así es… ¡TU MAMÁ MIENTE! ¿O apoco no siempre te ha dicho que eres el mejor? O que eras el más guapo del salón. Créenos, esa comida de sopa de verduras no era para que te convirtieras en un súper héroe.

Es más, miente tan bien que hasta lo hace con la cara, puedes notarlo en sus gestos en sus facciones, que algo no le parece, pero a pesar de eso te apoya, porque ese es el rol que le toco jugar. Y no solo te miente ti, también le miente a sus necesidades, miente al decir que no le importa levantarse más temprano, así ha sido desde el primer día y lo seguirá siendo hasta el último.

Sus mentiras van más allá de todo, nunca se rinde, siempre está de pie, siempre luchando.

Miente porque no la tiene fácil y para que los problemas del mundo no crucen la puerta de tu casa, ellas nos quisieran tener en una burbuja de cristal siempre y que no nos toque ni el aire, miente cuando te dice que todo estará bien, miente cuando te dice que va a estar contigo toda  la vida.

Pero… no hay mentira más noble que la suya, siempre vera por nosotros hasta el último día.

Ser mamá es para toda  la vida, así que tu dime

¿Cambiarias a tu mamá?

Seguro tienen diferencias, pero nada que no se pueda solucionar, el amor lo puedo todo. En la travesía de la vida todos tendremos el mismo destino final… piensa, si hoy fuera el último día de tu vida o de la suya…

¿Ya  le dijiste cuanto la amas? ¿Ya hiciste todos los planes que querías hacer con ella? No esperes a que eso pase, la vida es aquí, la vida es ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares