Tu piel cuenta una historia… ¿la tuya que dice hoy?

Día a día cuando te miras frente al espejo probablemente quisieras tener el poder de cambiar algo de tu cuerpo, algo que no te gusta…

“Quisiera ser más delgada”, “Quisiera ser más alta”, “Quisiera no tener piel de naranja”, “Ojalá y estas manchas en mi piel desaparecieran”, “Quisiera estirar mi piel y verme sin arrugas”…. “¡Qué horror!”…

Además de los estereotipos que te invaden desde las pantallas de la televisión, en los espectaculares de la calle, la imagen idealizada de una mujer perfecta e impecable todo el tiempo… deja de preocuparte y de querer cambiarte, el poder lo tienes tú y ningún producto de belleza es mágico.

Se vale y denota amor propio cuidarse, sobre todo se vale hacerlo de una forma sana y siempre procurando tu bienestar.  La belleza en 30 segundos no existe, de la noche a la mañana esa arruga o esa mancha en la piel no van a desaparecer; requiere de constancia y disciplina prevenir o alargar el tiempo de aparición de ciertos signos de la edad, pero sobre todo requiere de autoestima y aceptación, para aceptar que no eres y no serás perfecta, de hecho nadie lo es… pero sin duda alguna ¡Eres hermosa!, quiérete, amate, acéptate, y no hay mejor muestra de amor hacia ti misma que cuidar de ti, consentirte, alimentarte bien, beber agua, nutrir tu piel con mascarillas y cremas, para darle ese brillo extra, ese destello.

La clave para un buen cuidado personal consiste en varios pasos:

1. El primero es decidirte a comenzar, cuidarte puede no parecer una tarea fácil, por ejemplo, desmaquillar ese rostro diario después de un día largo cuando estás agotada.  

Respetar tu rutina completa de cuidado como después de lavar tu rostro, aplicar un serum y tu crema anti edad, entre tantas coas podrías olvidar ponerte la mascarilla, por eso debes de comprometerte contigo misma y que desde ese momento en adelante tu piel y tu cuerpo se merecen los cuidados adecuados, se merecen esa crema antiedad, se merecen ese serum y se merecen ser consentidos con mascarillas, es decir se merecen ese tiempo de ti para ti.

2.Elegir los productos adecuados para tus necesidades, deja atrás los remedios caseros mágicos pues muchas veces por querer eliminar una mancha en tu piel provocas la aparición de 3 más y atrévete a explorar nuevos productos de nuevas marcas, marcas de calidad y comprometidas con brindarte un buen producto.

3.Planea y comienza con tu rutina de belleza, ve agregando un producto a la vez y acostúmbrate a seguir tu rutina, dicen que un hábitos se crea en 21 días así que hazlo repetidamente y date el tiempo ya sea por las mañanas o por las noches para  hacerlo, y si ya de plano el tiempo no te alcanza, recurre a productos que te den múltiples beneficios, pero de preferencia date el tiempo de realizar una rutina de belleza completa, tu piel se lo merece y te lo agradecerá.

4.Por ultimo…. SONRIE! Nada hace lucir más linda a una mujer que sonreír, ámate y di en voz alta las razones por las que te amas.

Cada una de las marcas en tu piel representa algo muy importante, tal vez las estrías que te dejo el embarazo no son tan malas como crees, y de ninguna forma tendrías que odiar las arrugas que han dejado cada una de tus sonrisas y lágrimas… por esa razón es que creemos que tu piel cuenta una historia y no cualquier historia…. Cuenta TÚ historia en su mejor versión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares