La piel seca envejece más rápido

En las mujeres (pero ahora también varios hombres lo tienen) el miedo a envejecer es una constante, porque si bien es cierto que las experiencias ganadas en la vida nos van dotando de sabiduría y mayor felicidad, también es verdad que al envejecer el aspecto físico y sobre todo el aspecto de nuestra piel se ve mermado.

Pero no todo está perdido, hoy los productos de cuidado de la piel como cremas, serums, ampolletas y mascarillas nos dan una alternativa para atenuar los efectos del paso del tiempo.

Una ventaja que sin duda te ayudara será el conocer tu tipo de piel; en este caso debes de saber que la piel seca por naturaleza envejece de forma más acelerada y que también puede ocurrir que aun cuando tu piel sea normal puedes estar teniendo algunos malos hábitos que la estén volviendo una piel seca.

Hay momentos en los cuales notas que tu piel se siente débil y una causa puede ser la resequedad, pues la piel hidratada se defiende mejor de factores externos, como el sol, el frio, la tierra, la contaminación, entre otros.

La piel reseca puede dar comezón, descarapelarse y en casos severos, producir líneas de expresión y grietas, es muy común que la resequedad de la piel se dé por la susceptibilidad de tu piel al clima, a cambios hormonales o a la edad… ¿Pero cómo pasa esto?

Verás, una menor concentración de aceites y grasas causa que tu piel envejezca y por lo tanto acelera la aparición de estas señales del paso del tiempo, por esa razón, la hidratación se ha convertido en uno de los cuidados básicos para cuidar tu piel; pero, ¿por qué es tan importante?

Hidratar tu piel es la forma en que le demuestras lo importante que es para ti, pues al hidratarla le estas ayudando a conservar el agua en sus capas profundas, para que se mantenga firme e hidratada en el exterior.

Entonces, la hidratación es una barrera que protege la piel, esta barrera protege las capas más profundas de agresores externos como la contaminación, las sustancias químicas y otros factores ambientales de los que ya hemos hablado.

La piel reseca y deshidratada es un problema común y temporal para la mayoría de las personas,  pero aun en los casos cotidianos es importante atender la resequedad a tiempo, de lo contrario se vuelve un problema más notorio conforme vas envejeciendo ya que con la edad se disminuye la producción de aceites y lípidos de la piel, lo que causará la aparición prematura de señales de envejecimiento como son líneas de expresión, arrugas y zonas resecas; o bien, que las arrugas ya existentes se vuelvan más pronunciadas y eso es algo que seguro no deseas que te pase pues aun cuando es un proceso natural tú puedes ayudarte cuidando y consintiendo tu piel, evita el estrés, ten una alimentación balanceada y rica en agua, vitaminas y minerales que aportarán a tu piel lo que necesita y recuerda que tú eres lo más importante, consiéntete cuídate y protégete.

Ahora, ya tienes muy clara la importancia de mantener tu piel hidratada desde el interior, a la vez que te recomendamos utilizar con frecuencia productos humectantes e hidratantes, lava tu cara y después aplícalos con masajes suaves en tu rostro.

En temporada de frío o en momentos donde sientas tu piel mucho más reseca de lo normal puedes aplicar cremas con aceites que van después de la ducha, estos aparte de hidratar te ayudarán a nutrir tu piel; no te olvides de la piel de tu cuerpo… también huméctala muy bien.

Así que bienvenidos los años y a envejecer con dignidad y sin miedo, porque lo único prohibido al envejecer es descuidarse y olvidarte de ti misma, pues hay muchas opciones para verse muy bien. #CuidaTuBelleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares