¿Qué es la halitosis?

La halitosis en términos cotidianos es el mal aliento crónico, es una condición en la cual una persona tiene un olor poco agradable en su boca. Seguramente has sentido el cotidiano “aliento mañanero”, pues este es el aliento con el que la mayoría de la gente despertamos y pese a que lo parezca esto no es la halitosis; ni tampoco los cinco minutos del mal aliento que experimentarás después de comer esa comida exótica y pesada llena especies y condimentos. La verdadera halitosis es un olor persistente que no desaparece después del cepillado, uso de hilo dental y enjuague bucal; esto puede ser vergonzoso y muy incómodo, tanto así que muchas personas se resisten a mencionarlo siquiera a su odontólogo. Pero también la realidad es que es bastante común y por lo tanto hay muy buenas opciones para y tratarlo.

Si sufres de halitosis, una de las causas puede ser una serie problemas dentales, por ejemplo el 80% puede deberse a: caries, enfermedad de las encías, dientes agrietados o dentaduras sucias; pero también puede que la halitosis que sufres la cause tu dieta ya que el alto contenido de proteínas o una dieta baja en carbohidratos, alimentos ácidos, dulces y, por supuesto, un consumo constante y abundante de cebollas y ajo definitivamente pueden estarte causando el mal aliento; esto mismo ocurre si consumes en exceso café y alcohol o si fumas con mucha frecuencia, ya que el cigarro es enemigo de una boca saludable.


Te puede interesar: 
Cómo una boca seca conduce al mal aliento

Aunque es raro, se sabe que las enfermedades de pulmón, ciertos tipos de cáncer y la infección en las amígdalas pueden causar halitosis, así como los trastornos en la sangre y las enfermedades pulmonares y renales. Una causa médica de las más comunes de mal aliento, es la diabetes, debido a la fluctuación en los niveles de azúcar en sangre, reflujo ácido y goteo retronasal; e incluso una infección de nariz l común puede afectar tu aliento dada la acumulación de mucosidad.

Tal vez tu caso de halitosis sea como la mayoría y se origine en el interior de la boca, para combatir esto el primer paso que debes de tomar es revisar como realizas tu rutina de higiene oral y mejorar tu técnica de cepillado básico, así como complementarla con el uso de enjuague bucal e hilo dental; si tienes dudas de cual es la manera correcta de realizarla, puedes revisar nuestro artículo ¿Tú cometes errores al lavarte los dientes? o bien encontrar apoyo en tu especialista de salud bucal.


Te recomendamos:
Tips para tener un aliento fresco

Durante el cepillado es necesario que te concentres en limpiar muy bien la lengua, ya que ahí es donde se aloja una gran cantidad de gérmenes y eso es una de las principales causas del mal aliento. Recuerda que el cepillado sólo limpia una parte de tu boca, es por eso que el uso de enjuague bucal es muy importante y te ayudará a obtener una boca más limpia y saludable.

Si después de aplicar estos tips no notas una mejora en tu aliento, el siguiente paso será visitar a tu odontólogo, pero no tengas miedo o vergüenza de decirle tu secreto, lo más probable es que juntos podrán diagnosticar y tratar la causa de tus problemas de mal aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares