Rutina nocturna para tu piel

La noche es un gran momento para hidratar tu piel ya que durante el descanso se logra una mejor absorción y se aprovechan mejor las sustancias e ingredientes activos de los productos.

Aunque no lo parezca, la piel tiene funciones distintas durante el día y la noche, en el día nos defiende de las agresiones ambientales, los rayos UV y los radicales libres (entre otras cosas), pero por la noche se regenera y repara.

Además, en las noches se genera una mayor producción de colágeno y elastina, lo que beneficia a la firmeza y elasticidad de la piel, pero también durante las horas de la noche son en las que se pierde más agua.

Justo por eso, antes de dormir debes aprovechar para hidratar tu piel con productos humectantes y evitar que amanezca seca y sin vida.

Limpia

Tu rostro debe estar limpio antes de acostarte, para facilitar su proceso de reparación. Nunca dejes residuos de maquillaje, ni de suciedad, utiliza el producto adecuado para tu tipo de piel, ya sea una leche limpiadora, un gel, desmaquillante o aceite y lava tu cara.

Tonifica

Una vez que la piel esté limpia coloca el tónico, el agua micelar y el agua termal son ideales para tonificar y limpiar la piel al mismo tiempo, ya que quita las impurezas y remueve el maquillaje.

Hidrata

Después siguen los hidratantes, puedes usar uno sencillo détox, especialmente para la noche, o si prefieres productos antiarrugas y serums; para una mayor efectividad puedes aplicar los humectantes dando un masaje, así estimularás la circulación, abrirás y drenarás los ganglios linfáticos y evitarás el envejecimiento prematuro.

Recuerda leer la etiqueta y las instrucciones de uso de tus productos ya que algunos productos para la noche pueden contener químicos fotosensibles, que se activan con el sol y pueden dejar manchas en la piel.

Otros productos promueven la síntesis de colágeno y se evaporan durante el día, es por eso que si el empaque indica que los productos son de uso nocturno, así es como deben aplicarse y seguir al pie de la letra las recomendaciones.

Uno de los mejores consejos para cuidar tu piel es dormir por lo menos 8 o 7 horas diarias, ya que de no hacerlo tu piel será más susceptible a bacterias, alergenos, se volverá más frágil y delgada, las consecuencias a la larga son un sistema inmune débil y propenso al envejecimiento prematuro.

Finalmente, no olvides comprar tus productos en el mercado formal y de empresas que se preocupan por tu belleza y bienestar, por ello de forma constante innovan y te ofrecen los mejores productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This