¿Qué tan vivo tienes tu cabello?

El cabello es una extensión de los folículos y está conformado de células y fibras de queratina y otras proteínas que le brindan su textura y naturaleza, por lo que puede ser liso o rizado, grueso, delgado, etc.; estas características están establecidas por las interacciones químicas que tienen entre si sus moléculas.

Como el cabello está conformado por fibras, su estado y apariencia dependen de las interacciones químicas que ya mencionamos, las cuales se pueden ver modificadas de diferentes maneras, por ejemplo con tratamientos capilares.

Para tener un cabello hermoso debes contar con una alimentación balanceada, pues es un elemento clave para lograrlo, además de utilizar tratamientos capilares adecuados a tu tipo de cabello, otros factores que pueden afectar la calidad de la estructura capilar y hacer que tu cabello se note opaco, sin vida o quebradizo son el estrés, la falta de sueño, simplemente el clima e incluso la contaminación del ambiente.

Pero ¿tu cabello está vivo? Los folículos pilosos son parte de nuestra piel y éstos se alimentan de los nutrientes que la sangre transporta debajo del cuero cabelludo, por lo tanto, las vitaminas y minerales son necesarias para tener unos folículos pilosos sanos, mientras que los cabellos que vemos solamente son un producto “inerte” del cuerpo humano.

Entonces ¿cómo funcionan los productos de cuidado capilar que te ofrece la industria del cuidado personal? Imaginemos que el pelo es una casa y la queratina los ladrillos que se van desgastando dejando agujeros. Si no se tapan, la casa se desmorona. Los cosméticos funcionan como cemento, pero se van con el lavado, por eso un uso constante es lo que te dará los resultados que quieres ver, tener y sentir.

Siguiendo esta idea, los productos de cuidado capilar se diseñan para ayudar a reestablecer las condiciones ideales de tu cabello gracias a los ingredientes que contienen. Tú puedes encontrar en el mercado formal una amplia gama de productos que te ofrecen empresas y marcas comprometidas con tu bienestar y belleza que ayudan a proteger tu cabello formando una capa protectora como las ceras o sílicas, o simplemente te brindan vitaminas adicionales que requiere tu cabello para recuperar su estructura y brillo como: shampoo, acondicionador, ampolletas o cremas. Es ultra importante que tu cabello este acondicionado, ya que esto le da vitalidad y flexibilidad, lo que evita el quiebre o que aparezcan puntas abiertas. No olvides que también existen tratamientos preventivos como mascarillas, serums, cremas para peinar, etc. que combaten los daños causados por el clima u otros factores externos.

Aprovecha los beneficios de contar con productos especializados para cada necesidad, ahora sabes que si es posible repararlo, protegerlo y regresarle una apariencia llena de vida. No olvides que la alimentación es la base para estar radiantes y #CuidaTuBelleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares