Tips para rizar tu cabello

Existen diferentes herramientas que te pueden ayudar a conseguir unos rizos definidos y hermosos, hoy te daremos tips usando tenazas, ya sea que tu cabello sea rizado o no; aprender a usarlas adecuadamente es muy importante para no dañar tu cabello y protegerlo de los efectos que tiene el calor sobre él.

Primero, lo primero: Lava e hidrata bien tu cabello con shampoo y acondicionador para que pueda resistir mejor el calor de la tenaza aquí tienes dos opciones, elegir productos para cabello rizado o bien productos que brinde protección de calor; también puedes usar mascarillas hidratantes mientras te bañas en preparación a tu peinado.

Conoce los tipos de tenazas: las tenazas de cerámica realizan una mejor distribución del calor para minimizar el daño; las de turmalina emiten seis veces más iones negativos para suavizar el cabello y dejarlo brillante, y las de titanio distribuyen el calor evitando que el cabello se apelmace, aunque las de titanio no son muy recomendadas para su uso en cabello teñido ya que lo pueden llegar a debilitar bastante.

Entre más gruesa sea la tenaza que usas, tus rizos y ondas serán menos marcadas y tendrán un look más suelto y relajado, en cambio, las tenazas pequeñas de 3/4”, 5/8” y 3/8” te ayudan a conseguir pequeños rizos con efecto resorte. Recuerda siempre usar en tu cabello productos protectores de calor, existen muchas opciones en el mercado como shampoos, acondicionadores, cremas, aceites, sprays…. La decisión final es tuya.

Si tienes poco tiempo para rizar tu cabello, recógelo en una cola de caballo y rízalo con una tenaza de un solo movimiento, separando tu cabello en mechones medianos que no sean demasiado delgados. Cuando termines, suelta tu cabello y acomódalo con la ayuda de spray fijador y ¡listo! Lucirás increíble.

Es mejor rizar el cabello delgado y teñido a menos de 90º C y el cabello grueso entre 100 y 150º C, no dejes demasiado tiempo tu cabello sobre la tenaza ya que podrías quemarlo e incluso se podría quebrar.

Limpia tu tenaza después de cada uso para evitar la acumulación de residuos de productos que hayas usado en el cabello. Para ello, caliéntala a una temperatura mínima y frótala con un trapo húmedo.

Si buscas un rizo no tan marcado, con la tenaza, riza tu cabello hacia fuera de tu rostro, para un look más natural y con mayor volumen.

Puedes evitar quemaduras en tus manos usando guantes especiales para calor, pero si no los tienes, incluso un guante de cocina para horno que no esté muy grande, te ayudará a no quemarte las manos.

No olvides terminar tú peinado con spray fijador, ceras o mousse para que tus rizos duren mucho más, si quieres un poco de brillo aplica unas gotitas de aceite capilar.

Ahora ya sabes cómo rizar tu cabello de acuerdo al estilo que quieres lograr, recuerda usar siempre productos de calidad y elaborados por empresas verdaderamente comprometidas con tu belleza y bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares