Tips para tener un aliento fresco

Si tienes mal aliento puede ser señal de otros problemas de salud, así que si esto te pasa frecuentemente puede deberse a otras condiciones médicas; como el reflujo ácido o la gastritis que pueden dejarte un mal sabor en la boca; también puede ser causado por las bacterias y la acumulación de mucosidad de una infección. Por otro lado si tu aliento es ligeramente afrutado puede ser un signo revelador de diabetes, mientras que un olor fuerte a amoniaco por lo regular está relacionado con una enfermedad renal.

Las enfermedades de las encías en su etapa intermedia y avanzada: gingivitis y periodontales pueden causar mal aliento debido a la excesiva presencia de gérmenes en la boca. También si tu boca está seca disminuye la disminución de producción de saliva, lo que provoca que tu boca no pueda eliminar naturalmente las bacterias y partículas de comida de los dientes y de tus encías antes de que empiecen a descomponerse.

Lo más importante para combatir el mal aliento es contar con una rutina de higiene oral adecuada, la cual incluya un buen cepillado, uso de hilo dental y enjuague bucal, si tu problema persiste te recomendamos que visites a tu odontólogo.

Hábitos que causan el mal aliento

Cuando se trata de hábitos que pueden causar mal aliento, el consumo de tabaco es el más común de todos; el sólo hecho de fumar es suficiente para que tu boca sepa y huela como un cenicero. Y si tienes una dieta alta en azúcar agravas el problema, porque es justo lo que necesitan los gérmenes para multiplicarse en tu boca y formar la placa bacteriana.

Las dietas sin carbohidratos a menudo pueden duplicar las probabilidades de mal aliento, pues sin carbohidratos, el cuerpo aumenta su producción de amoniaco para tratar de metabolizar los alimentos. Las personas que ayunan o saltan comidas regularmente, corren un riesgo diferente: dado que la masticación ayuda a estimular la producción de saliva y con esto evitan la boca seca y el sabor rancio, cuando no masticas durante largos periodos de tiempo, el aliento puede empezar a oler mal. Por último, otra causa de un aliento desagradable puede ser cuando las personas están muy estresadas.

Para combatir el mal aliento

Se ha demostrado que el uso de enjuague bucal puede ayudar a que la saliva fluya más rápido, y recuerda que una de las funciones de la saliva es eliminar las bacterias malas que causan el mal aliento en tu boca. Cepilla tus dientes regularmente, usa hilo dental y enjuague bucal para mantener tu boca fresca y saludable; para obtener mejores resultados, usa el enjuague bucal dos veces al día, en la mañana y en la noche, así tendrás una protección por más horas contra las bacterias que causan el mal aliento, manteniendo tu boca más limpia y fresca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares