Tu barba

Tu barba, enmarca tu rostro y te hace ver más masculino

Tu barba te ayudará a enmarcar tu rostro y hacerte ver más masculino, conoce más detalles en este artículo.

La barba de unos cuantos de días estuvo muy moda, pero las cosas han cambiado desde hace un par de temporadas y las barbas espesas, contundentes y muy pobladas se volvieron lo de hoy y siguen a la orden del día.

Por eso, lo de no afeitarse en tres días para hacerse el “cool” de la oficina está totalmente out, si te dejas barba… déjatela de verdad.

Si bien es cierto que, durante mucho tiempo la barba se asoció a los hombres maduros, al día de hoy esto no puede estar más lejos de la realidad, pues cada vez más hombres jóvenes se apuntan a esta moda.

Si eres un ‘hombre barbudo’ o estás pensando en ello, no te pierdas esta primera parte del especial donde te damos algunos consejos prácticos de cuidado y mantenimiento de tu varonil barba.

Lavado y acondicionado de la barba.

La mayoría de los hombres con barba suelen lavársela mientras están en la ducha y, de hecho, lo suelen hacer con el propio gel de baño, en el mejor de los casos con el shampoo que utilizan para el cabello.

He aquí el primer gran error si lo que quieres es lucir una barba perfecta, debes considerar que el vello facial tiene una textura diferente al resto y esto lo notamos al simple tacto.

Por ello, para mantener el perfecto cuidado de la barba es recomendable usar un shampoo especial y, además, también es necesario o recomendable, un suavizante específico para esta zona.

Existe una extensa gama de productos de lavado y cuidado de barbas, e incluso sets completos que suelen incluir shampoo, acondicionador y aftershave; si no compras uno, te sugerimos utilizar jabón neutro y evita lavar tu barba con agua caliente, es mejor que sea tibia para el lavado y fría para enjuagar.

Finalmente, asegúrate de secarla muy bien, si no la humedad podría generar hongos e irritación en la piel.

¿Cómo hidratar tu barba?

Hidratar tu barba con aceites es un paso importante para evitar resequedad y picazón en tu piel, es recomendable comprar un aceite especial para barba, pero cuida mucho que sean productos del mercado formal para que no te arriesgues.

Aplica el aceite con las yemas de tus dedos, dando un masaje circular buscando que llegue hasta la piel para que lo absorba y nutra al folículo, también existen más productos y tratamientos para mejorar la salud y aspecto del vello como bálsamos, acondicionadores y ceras para peinar.

Recorte y mantenimiento de la barba.

Dicen los expertos que si se lleva una barba frondosa, ésta debe recortarse al menos una vez cada tres o cuatro semanas, de esta manera el vello se mantendrá ‘vivo’, con fuerza, brillo y sobre todo con un aspecto sano y cuidado.

Para recortar la barba, lo ideal es utilizar unas tijeras especiales, en este caso, las ideales serían unas de barbería profesional y preferentemente con puntas redondeadas, pero si el “do it yourself” no es lo tuyo, acude con un profesional.

Para la zona del bigote, es mejor utilizar un peine de púas finas e ir recortando de la parte central hasta los laterales; además, es importante ir peinado el bello constantemente hacia abajo.

Diferentes estilos de barba.  

Los hay para todo tipo de gustos, lo importante es elegir con el que más te favorece e identificas según tu tipo de rostro.

  1. Barba corta.
     Aunque sea cortita también es considerada como barba, se ve más formal, pero no creas que por ser corta está libre de mantenimiento, delineado e hidratación que serán tus básicos para mantenerla.

  2. Barba mediana.
    Ideal para quien busca un estilo más desenfadado, pero con clase, ya que no se arriesga a la extravagancia de una barba XL.  Se pueden tener en cuenta el tipo de facciones para encontrar el estilo que más favorezca, esta Barba ya le da un giro visible a tu estilo.
  3. Barbas largas.
    Pueden ser el terror de algunos, pero el mejor y más relajante pasatiempo para otros porque aquí sin ninguna duda deberás dedicarte tiempo para consentirte a ti y cuidar tu barba.

    Que sea larga favorece la longitud del rostro, destaca facciones y revive al caballero que llevamos dentro, pero los cuidados son más exigentes ya que no deberás saltarte ninguno de los pasos de delineado, hidratación y lavado especial, debiendo darte un espacio cada 3 semanas para darle un mantenimiento especial.

    Una barba larga tiene mucha presencia y será difícil pasar desapercibido.

  4. Barbas irregulares.
    No todos tienen la fortuna de tener una Barba con genética de Vikingo Nórdico pero podemos jugar con los elementos que contamos, este tipo de barba suele ser la más común y la más complicada de manejar, si aún no está muy claro cuál es este tipo de barba, es aquella que crece de forma dispareja y que hay unos espacios donde no crece vello facial, estas barbas se han vuelto una tendencia debido a  artistas como Keanu Reeves.

    Lo primero que debes de hacer con este tipo de barba es dejarla crecer y si en verdad crece muy dispareja ve dándole forma con la máquina para cortar cabello, pero debes de estar muy consciente de que la paciencia será tu gran aliada.

Es muy bien visto tener una barba cuidada, que se note que has invertido tiempo en ello, así te aseguramos que independientemente del estilo que elijas lucirás muy bien, ¡atrévete a darle un cambio a tu look!

Recuerda que existe muchos productos hechos para tus necesidades y que hay muchas empresas que crean productos de calidad para ti, eso sí no te arriesgues comprando productos del mercado informal, así estarás cuidando de tu belleza y bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *