¿Y los pies? ¿También los cuidas?

El cuidado de nuestros pies es vital, piénsalo… sin ellos nuestra vida se complicaría sin duda, así que es muy importante que los cuidemos tal como lo hacemos con nuestras manos, cuerpo y cara, pues además de que unos pies mal cuidados son desagradables, pueden darnos problemas y molestias, pero no te preocupes sigue estos sencillos tips y cuida siempre tus pies de la mejor manera.

En Invierno al llevarlos tapados, solemos olvidar un poco su cuidado, pero cuando llega el verano y nos quitamos de encima el uso de los calcetines y sacamos las hermosas sandalias es cuando caemos en cuenta de nuestro olvido y de algunos problemillas que esto trajo, como por ejemplo, resequedad de los pies y talones, sudoración excesiva y mal olor, rozaduras de los zapatos, callos y uñas mal cuidadas.

Es muy recomendable que te realices un pedicure una vez al mes y lo complementes y apoyes con una rutina de cuidado diario.

Los talones agrietados y resecos. La excesiva sequedad en los pies se puede padecer durante todo el año, lo que puede provocar incluso grietas en los talones que pueden hasta sangrar y doler al caminar, para evitar esto, te aconsejamos utilizar una lima específica para los talones que poco a poco irá eliminando esta piel muerta al mismo tiempo que se irá regenerando, después aplica un poco de crema exfoliante y deja que haga efecto, enseguida enjuaga y aplica crema refrescante, posteriormente, aplica una crema que contenga un poco de ácido salicílico que es usado para mejorar el estado de la piel, en tus pies te ayudará a disminuir durezas y ablanda los callos, urea o manteca de karite que mejorará la humectación.

Sudoración excesiva. Para evitar el mal olor causado por las bacterias que se reflejan en los calcetines o zapatos, es fundamental además de tener una buena higiene diaria, ya que no basta con el agua y el jabón, también incluir agentes desodorantes como un buen talco o desodorantes para pies.

Los callos. Son un exceso de piel formado básicamente por células de piel muerta y se forma como defensa de protección del pie frente a una rozadura o presión continua, para disminuir su tamaño existen productos que progresivamente irán ablandándolo para que se pueda retirar. Hoy también hay parches con espuma y salicílico o simplemente una pasta hecha con cera y salicílico, igualmente irán ablandando la piel circundante.

Las uñas. Procura lavar primero tus pies y luego cortar tus uñas, la recomendación es que sea de forma cuadrada. Siempre está atenta a las características de tus uñas para que puedas detectar de inmediato si algún hongo oportunista está presente, si es así te recomendamos que visites al doctor para que te prescriba tratamientos específicos que te ayuden a eliminarlos de forma definitiva y eficaz

Hay muchísimos productos que te ayudarán a cuidar tus pies y que son muy eficaces, recuerda que lo importante es conseguirlos dentro del mercado formal, así tendrás seguridad de que los resultados serán los que deseas y que estas usando un producto confiable. Recuerda … lo barato puede salirnos muy caro cuando de nuestro bienestar y belleza se trata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares