Depilación


Las cremas depilatorias actúan sobre la queratina, encargada de formar el vello corporal. Los componentes químicos de las cremas son los que lentamente van degradando la queratina hasta deshacerla, de ésta manera provocan que el vello se desprenda. Los componentes de las cremas son ácidos tioglicólicos y un PH muchos más elevado que el natural de la piel, que provoca un exceso de hidratación del vello, causando su desprendimiento.

Al igual que con las afeitadoras, las cremas depilatorias cortan el vello, a diferencia de otros métodos de depilación que los eliminan de raíz. Es por esto que éste sistema de depilación no es tan duradero.

Las cremas depilatorias son un método rápido y cómodo, ya que una vez aplicada la crema, se esperan entre 3 y 8 minutos, dependiendo del tipo de crema, y se procede a retirar mediante espátula o esponja, esto también va a depender del tipo de crema.

Existen diferentes tipos de cremas depilatorias, entre ellas cremas depilatorias para ducha, cremas depilatorias post ducha, para pieles secas, sensibles y para diferentes partes del cuerpo (piernas, axilas, ingle, cremas faciales).

Es importante utilizar la crema depilatoria específica para las diferentes zonas del cuerpo, ya que en las mismas el vello varía con lo cual los componentes de las cremas están especialmente desarrollados para las diferentes zonas.