Cómo cuidar las superficies

A todos nos gusta que nuestro hogar luzca limpio y con buen aroma, pero … ¿Sabes cómo cuidar cada superficie de tu hogar?

Para que tus superficies queden impecables, es importante que conozcas las características de la suciedad que quieres eliminar, así podrás seleccionar el producto de aseo más adecuado para tus necesidades.

Por ejemplo, las piedras naturales como el mármol, cantera y granito generalmente se encuentran en nuestros hogares en pisos, paredes, mesas u otras superficies y aunque son duras al tacto también son altamente porosas. En este caso, te recomendamos que cuando se derrame algo en ellos, lo limpies lo más pronto que puedas, así evitarás manchas permanentes que sólo puliendo se quitan, la clave para limpiar este tipo de pisos, es usar un producto que sea neutro y trapear con un mechudo suave.

Los espejos, losetas cerámicas y vidrio se encuentran normalmente en pisos, paredes, puertas, cubiertas de baño y cocinas, por lo regular resisten cualquier tipo de suciedad y resultan fáciles de limpiar, sin embargo, actualmente hay una gran variedad de productos especializados que te ayudan a limpiar cada superficie de una forma más sencilla y eficiente, por ejemplo puedes encontrar productos que se aplican con atomizador o en gel los cuáles limpian la suciedad fácilmente, no maltratan las superficies de tu casa y dejan un aroma agradable.

Los plásticos como acrílicos, fórmica, losetas vinílicas, entre otros, se pueden encontrar en placas, espumas, fibras, pisos, etc,. son muy ligeros e impermeables y una ventaja es que no son atacados por microorganismos, sin embargo, su principal problema es que se pueden rayar fácilmente, por lo que hay que evitar usar abrasivos o fibras. Te recomendamos que cuando limpies piso vinílico o losetas vinílicas simplemente, asegúrate de elegir el producto adecuado:

  1. Los limpiadores sin cera están formulados para cuidar pisos modernos sin superficie encerada.
  2. Los limpiadores para pisos encerados están formulados para cuidar pisos o losetas vinílicas más antiguos, que deben permanecer impecables.

Por otro lado, los metales se encuentran en infinidad de artículos tales como: chapas, marcos de ventanas y canceles de baño; éstos son fáciles de limpiar, sólo se requiere eliminar las manchas ligeras o gotas de agua con un trapo de microfibra.

En cuanto a la madera, se encuentra prácticamente en todas las áreas y superficies del hogar, sin un recubrimiento adecuado absorben fácilmente la humedad, por esto se deben evitar productos de aseo que se diluyen en agua, ya que pueden deformarse, para conservar tus superficies de madera te recomendamos que uses limpiadores especiales, los cuales puedes encontrar en formato líquido, spray, aceite o cera.

En los casos de suciedad difícil están los limpiadores con aceite de pino para uso rudo, estos facilitan la remoción de grasas, pegamentos, marcadores, chicles pegados, etc. Los limpiadores que combinan detergente y cloro son los indicados para eliminar moho, manchas ocasionadas por hongos y otras de color.

Para que siempre obtengas los resultados que esperas te recomendamos que siempre compres tus productos en puntos de venta del mercado formal, no expongas a los más pequeños de la casa con productos rellenados en envases que no cuentan con el etiquetado y las medidas de seguridad necesarias. ¡Evita accidentes en casa!

Finalmente, antes de que empieces a limpiar tu hogar recuerda utilizar ropa cómoda y zapatos de plástico con suela antiderrapante para evitar resbalones por el piso mojado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This