Limpiar y desinfectar no es lo mismo.

Los espacios en tu hogar deben estar siempre limpios y desinfectados para evitar contraer enfermedades, especialmente aquellos donde hay contacto con los alimentos. Sabemos que la seguridad y el bienestar de tu familia son prioridad para ti, por eso te hacemos esta pregunta, ¿sabías que limpiar y desinfectar no es lo mismo? Efectivamente, parecen sinónimos pero no son lo mismo.

¡Adiós confusión! A continuación, te vamos a platicar cuál es la diferencia entre desinfectar y limpiar:

Con la limpieza se elimina la suciedad de las superficies, y con la desinfección se disminuyen los gérmenes, ¡aja!… pero sigue sonando similar ¿no? A ver más claro, ahí te va:

Limpio“, significa que la suciedad y los restos de la comida son removidos visiblemente de las superficies, es algo que se percibe por medio de nuestros sentidos como la vista, el olfato o el tacto.

En cambio, cuando los artículos o superficies son “desinfectados“, significa que las superficies tienen una reducción de micro-organismos patógenos, ósea que se reducen todos aquellos elementos capaces de producir algún tipo de enfermedad o daño en el cuerpo de un animal o un ser humano. Este tipo de patógenos no son visibles ya que son muy muy pequeños, y mientras podemos ver que algo esta limpio, hay muchos elementos sobre las superficies que sin duda alguna, no alcanzamos a percibir, justo por esa razón lo más recomendable es desinfectar ciertas zonas de tu hogar.

Para que la desinfección sea eficaz, las superficies deben primero estar libres de partículas de grasa, suciedad y partículas de comida, es decir, primero debemos de realizar una limpieza profunda y después desinfectar; de lo contrario ambos procesos estarían incompletos. Los desinfectantes no pueden penetrar a través de los desechos, por lo que todos los residuos se deben remover antes de desinfectar. Es algo parecido a lo que pasa con la limpieza de los pisos, primero barremos aquellas basuritas, pelusitas y pelos de las mascotas para después pasar el trapeador previamente humedecido en limpia azulejos.

Muchos de los productos presentes en el mercado limpian dependiendo del tipo de suciedad de la que se trate, de las propiedades físico-químicas de sus componentes y de la cantidad de ingrediente activo que tengan. Debes saber que algunos productos contienen activos que ayudan eliminar en gran parte a los microorganismos más sensibles, pero ninguno puede exterminarlos por completo.

Si vas a utilizar productos desinfectantes, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Revisa en la etiqueta del producto, ahí debe de describir que el producto es de uso doméstico.
  • Lee las instrucciones de aplicación y precaución para evitar reacciones inesperadas.
  • Utiliza guantes para su aplicación, ya que algunos desinfectantes pueden ser bastante agresivos, por eso la importancia de leer la etiqueta e instrucciones.
  • Si entraste en contacto con el producto, lávate las manos cuando termines, para evitar que residuos del mismo se queden sobre tu piel y sean absorbidos por la misma.

El verdadero éxito de la limpieza y desinfección en casa es hacerlo en el orden indicado, con los productos adecuados y una buena técnica de limpieza. Hay muchos productos para lavar vajillas, pisos, superficies, limpiar los muebles, etc. que te ayudarán en la limpieza y otros en la desinfección.

La industria del cuidado del hogar pone a tu alcance productos de limpieza y desinfectantes seguros, eficientes y de calidad, es muy importante que al momento de su uso, sigas las recomendaciones indicadas en la etiqueta y sobre todo, consume dentro del mercado formal. Elige cuidar de ti y de tu familia, no compres productos en el mercado informal o a granel que no cumplan con las medidas de seguridad.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This