¿Mal olor en tu armario? ¡Dile adiós!

Después de limpiar tu ropa y guardarla en el armario, llega el día en que decides ponértela y notas que ha perdido el aroma a suavizante e incluso tiene un olor a “guardado”, pero … ¿por qué ocurre esto?

El armario es un espacio dentro de tu habitación, en el que guardas y sacas cosas día con día; sin embargo, es un lugar cerrado (en la mayoría de los casos) y al cual no se le puede hacer una limpieza diaria, esto provoca que se genere un poco de humedad y llegue a desprender un olor peculiar.

La humedad en los armarios no solo llega a impregnar la ropa de un olor desagradable, sino también deteriora los tejidos de las prendas e incluso puede llegar a ocasionar la aparición de hongos. Por eso es importante hacer limpieza, al menos dos veces al año, pero lo ideal es cada 3 meses.

Sabemos que no es una limpieza rápida, así que te recomendamos te tomes un día de tu fin de semana e incluso puedes aprovechar para organizarlo y desechar todo aquello que ya no utilizas.

  1. Lo primero que debes hacer es vaciarlo, pon tu ropa, zapatos y todo lo que haya en tu closet sobre tu cama o en espacios libres dentro de tu habitación.
  2. Una vez que esté completamente vacío, pasa la aspiradora o con un trapo de microfibra seco para retirar todo el polvo que este acumulado.
  3. Posteriormente con un trapo humedecido en un poco de líquido especial para la limpieza de muebles (este producto de limpieza debe ser adecuado para el material de tu armario) limpia desde las paredes, cajones, puertas, hasta el último rincón.
  4. Deja que se ventile durante unos 20 minutos y después pasa un trapo seco en todo el armario, así evitarás que se haga humedad.
  5. Por último, para que huela bien todos los días y evitar que los malos olores vuelvan a impregnar tu ropa, te recomendamos colocar un aromatizante para armario, existen diferentes presentaciones, como las bolsitas perfumadas, bolas de cedro, clip, entre otras y no te preocupes, no son nada estorbosas y hay diferentes aromas para elegir.
  6. Y ahora si ¡de vuelta las cosas al armario!

Te recomendamos que todos los días, mantengas tu armario abierto durante una hora, para que tenga una buena ventilación y cambio de aire.

Siempre utiliza productos específicos para el material de tu armario y necesidades de marcas confiables y comprometidas con sus consumidores, las cuales puedes encontrar en el mercado formal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This