Manejo adecuado de los artículos para la limpieza

Hoy en día disponemos en el mercado de una infinidad de productos específicos de cuidado del hogar, con distintas presentaciones, olores y usos. Son fáciles de adquirir y su presencia  es tan habitual en nuestro hogar que casi se nos ha olvidado que estamos tratando con productos químicos.

En las actividades cotidianas del cuidado del hogar no es habitual utilizar cantidades importantes de productos, ni suele darse una exposición continua durante todo el día; más bien se utilizan en tareas concretas y de duración limitada. Sin embargo, ello no quiere decir que no se puedan producir problemas si no se les da el uso correcto.

La principal medida de prevención al utilizar cualquier producto de cuidado del hogar, es conocer sus riesgos y cómo manipularlos correctamente. Por esto, antes de usar un producto se debe leer íntegramente su etiqueta, que contiene la información básica sobre precauciones e instrucciones de uso, e incluso en algunos casos explica la necesidad de usar guantes o ventilar nuestro hogar. Es por ello que los productos que utilicemos siempre se mantengan en sus envases originales y en lugares seguros, con ello aseguraremos que cada vez que sean utilizados podamos consultar las instrucciones.

La etiquetas en los productos de cuidado del hogar juegan un papel vital para nuestra seguridad, tanto por las advertencias que puedan transmitirnos,,como por la identificación del producto mismo, es por ello que no es adecuado trasvasar productos o rellenar envases con productos diferentes. Al rellenar los envases con productos diferentes para los cuales fueron diseñados, no contamos con información sobre su composición, sus riesgos, instrucciones de uso y precauciones, lo que podría llegar a ocasionarnos problemas a la salud.

Por ejemplo, existen productos de cuidado del hogar que dentro de sus precauciones de la etiqueta indica que no deben mezclarse con otros productos, debido a que esto es una práctica común pensando que vamos a obtener una limpieza más profunda. Sin embargo estos productos pueden contener químicos incompatibles con otros limpiadores y algunas sustancias pueden reaccionar violentamente o desprender gases tóxicos cuando se mezclan, lo que ocasionaría un desafortunado accidente de intoxicación.

Es por ello que siempre que se adquiera un producto para el cuidado del hogar, verifiquemos que tenga una etiqueta que lo identifique, y que, como buena práctica, no rellenemos las botellas con productos diferentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This