Polvos por aquí, líquidos por allá y has tu estufa brillar

Eliminar el cochambre acumulado en la estufa de tu cocina es sin duda uno de los trabajos más duros de limpieza en el hogar. Su uso constante da como resultado la acumulación de grasa y residuos de alimentos en la parrilla y calentadores de la estufa.

Una de las soluciones viables para evitar esta molestia sería limpiar día con día la parrilla después de cocinar, pero ¿y las demás cosas que tenemos por hacer? … por eso seamos realistas, lo cierto es que tu vida diaria está llena de actividades dentro y fuera de  casa, y actividades como limpiar a diario la estufa es una tarea que dejamos ‘para después’ y así sin darnos mucha cuenta del paso del tiempo, de pronto vemos la suciedad  acumulada y ahora si que limpiar la estufa será una tarea más difícil de lograr.

Pero tranquilízate, no hay porque estresarse, pues para cada situación hay una solución. Actualmente en el mercado existen diversos productos de limpieza que hacen de este trabajo algo sencillo, fácil y práctico de hacer, gracias a los desarrollos tecnológicos y la innovación por parte de las empresas la oferta de productos es variada, podrás encontrar pastas, líquidos y polvos, disponibles en el súper mercado, autoservicios o tiendas de conveniencia, ahí podrás elegir cuál de ellos es tu mejor opción.

A continuación, encontrarás una breve explicación de dos de las presentaciones más comunes de estos productos, averigua como usarlos y cómo actúa cada uno de ellos.

DESENGRASANTE EN POLVO

Este producto ha sido utilizado desde hace muchas generaciones, podemos encontrarlo prácticamente en cualquier establecimiento y lo mejor ¡es sencillo de utilizar!

 ¿Cómo usarlo?

  • Humedece la zona que se va a limpiar
  • Esparce poco a poco el polvo limpiador sobre el área a tratar y déjalo actuar de 3 a 5 minutos (el tiempo puede varias según la marca utilizada, lee las instrucciones)
  • Talla con una esponja la pasta que se formó hasta eliminar la grasa
  • Posteriormente con un paño húmedo y limpio, retira los residuos de grasa que hayan quedado

DESENGRASANTE LÍQUIDO

El uso de este producto es aún más sencillo. Lo podemos encontrar en diferentes presentaciones, ya sea con atomizador, con brocha o en envases que contienen únicamente el líquido. Sus activos tienen la finalidad de disolver y eliminar la grasa de estufas y cocinas, removiendo aceites y restos de alimentos.

 ¿Cómo usarlo?

  • Gira la tapa del atomizador o vierte el líquido en un pequeño recipiente de plástico para poder remojar el paño, la brocha o la esponja
  • Esparce el líquido sobre la superficie seca que deseas limpiar y espera de 2 a 3 minutos (el tiempo puede varias según la marca utilizada, lee las instrucciones)
  • Talla con una esponja o paño hasta eliminar la grasa
  • Posteriormente con un paño húmedo y limpio, retira los residuos de grasa que hayan quedado

Es de suma importancia que antes de utilizar cualquier producto, leas las indicaciones para su uso; no realices mezclas con otros productos ni sustancias y protege tus manos con guantes antes de realizar cualquier procedimiento de limpieza.

Recuerda que la eficacia de cualquiera de estos productos depende de varios factores, el primero consiste en identificar el nivel de cochambre que tiene la estufa; otro tiene que ver con el tipo de producto  que se adecue más a tus necesidades de limpieza y el ultimo va relacionado con que uses de forma adecuada el producto.

No olvides la importancia de utilizar productos confiables y de calidad, los cuales solo encontrarás dentro del mercado formal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This