¡Qué sencillo es lavar ropa!

Cuidar tu ropa es esencial desde el punto de vista que quieras, bien porque es parte de tu imagen, bien porque inviertes sumas importantes en su compra o porque es necesaria para el trabajo o escuela, etc. En ese sentido queremos darte información que te ayude para aprovechar todos los beneficios que los productos para el cuidado de la ropa te ofrecen hoy en día.

¿Qué detergente debo usar? ¿Cuánto debo utilizar? ¿Cómo puedo evitar que mi ropa blanca se vuelva rosa? ¿Por qué se maltrata tanto mi ropa después del lavado? Estas son algunas de las preguntas que todos nos hemos hecho al ser primerizos en el arte de lavar, sin embargo, hacerlo es más sencillo de lo que parece y es cosa de seguir sencillos pasos que nos ayudarán a tener ropa limpia, cuidada y en las mejores condiciones.

Lee las etiquetas

Cada prenda tiene características específicas, por ello su lavado no puede ser el mismo en todos los casos. Lo más importante es leer las etiquetas de tus prendas y seguir las instrucciones de lavado. Habrá prendas que sin problema puedas meterlas a la lavadora y otras que se consideran delicadas, por lo que lavarlas a mano es la mejor opción.

Termina con el rosa involuntario dentro de tu guardarropa: ¡Clasifica la ropa!

Separar la ropa por tejidos y colores en sin duda una de las reglas más importantes que debes seguir y esto aplica, tanto si lavas tu ropa en la lavadora como a mano, ¿no sabes cómo? Aquí te damos unos sencillos pasos que puedes seguir:

 

  • Colores fuertes y vivos pueden lavarse juntos
  • Colores oscuros (negros, grises, café oscuro, verde militar, etc.) pueden lavarse juntos
  • Ropa en tonos claros (beige, rosa claro, azul claro, etc.) puedes lavarlo con ropa blanca, esto sin colocar cloro o cualquier otro blanqueador en la ropa. Si lo haces, entonces debes lavar la ropa blanca por separado.
  • Ropa de mezclilla se lava por separado de todas las demás texturas
  • Jamás mezcles ropa blanca con ropa de color obscuro, ya que  el resultado será mucha ropa rosa o gris

 

Lava tus prendas al revés

Al hacerlo le das más duración a los colores y evitas que se formen “bolitas de pelusa”. Es importante que también abotones las camisas, los pantalones y demás prendas, pues esto evitará que se enreden al momento del lavado.

¿Cuánto detergente y suavizante debo utilizar al momento del lavado?

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla, cada uno de estos productos trae en su etiqueta las indicaciones y cantidad ideal que debes utilizar según el método de lavado.

El utilizar más detergente o más suavizante no significa que los resultados serán mejores sino todo lo contrario, ya que abusar de cualquiera de los dos puede quitarle efectividad a tu lavado y dejar restos visibles en tu ropa. Si lavas a mano y usas más detergente del necesario, tardarás más pues más detergente equivale a más espuma y por ende a más tiempo de enjuague en las prendas lo cual tampoco contribuye con un consumo responsable de agua.

Como puedes ver los pasos son muy sencillos de seguir y practicarlos constantemente hará que se vuelvan parte de tu rutina de lavado.

Lavar ropa no es algo del otro mundo ni una misión imposible de realizar, lo único que necesitamos es crear buenos hábitos cuando lavamos y con ello dirás adiós a la ropa manchada, dañada o mal lavada.

Finalmente te recomendamos que uses productos adquiridos en el mercado formal que las empresas te ofrecen, ya que con su uso obtendrás los resultados que esperas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This