Tips para un cuarto de lavado seguro

Tu hogar es el corazón de tu familia, para disfrutarlo como se merece tenerlo en óptimas condiciones es sumamente importante.

Además de mantener tu casa limpia, cuando hay niños en el hogar también debe de ser un lugar seguro. En la limpieza del hogar  se utilizan una serie de productos que contienen ingredientes químicos, como detergentes o cloro, por esa razón es igualmente importante saber dónde y cómo guardarlos.

Te compartimos algunos tips para crear ese espacio de limpieza muy seguro, para tu tranquilidad y la de toda tu familia.

  1. Siempre guarda los productos de lavado en sus contenedores originales con la etiqueta de fábrica y muy bien cerrados. No adquieras productos en el mercado informal, y menos los guardes en botellas de refresco, ya que puede llegar a ser confuso sobre todo para los niños ya que pueden llegar a ingerirlo pensando que es un refresco o algún alimento.
  2. Procura ponerlos lejos del alcance de niños y mascotas, idealmente en un espacio alto y cerrado, para que de esta forma no lo alcancen. Evita acomodar productos sobre el lavarropas o secadora o en otros gabinetes a la altura del suelo ya que estaría al alcance de los niños.
  3. Lee y sigue todas las instrucciones de la etiqueta del producto, ya que ahí es dónde se encuentra la información de seguridad y eso será clave para prevenir accidentes y saber cómo reaccionar en caso de que suceda uno.
  4. Nunca combines detergentes con cloro, lejía, amoníaco u otros limpiadores fuertes. Las mezclas químicas pueden generar emanación de vapores irritantes o peligrosos.
  5. Si un contenedor está vació, ciérralo bien y deséchalo correctamente. Aunque parezca poco sustentable, si no están diseñados para eso evita reusarlos.
  6. Recuerda utilizar guates, limpia inmediatamente cualquier salpicadura o caída de producto de limpieza y lava en seguida tus manos luego de entrar en contacto con los productos de limpieza.
  7. De ser posible, mantén el cuarto de limpieza cerrado.
  8. En relación a los lavarropas y secadoras: procura utilizar los seguros frontales que tienen estos elementos cuando se cargan por el frente. Explícales a los niños que no son juguetes y de ser posible que eviten todo contacto con estos objetos.

Podemos complementar esta lista con un consejo vital: evita comprar productos de limpieza en mercados informales, ya que al carecer de los controles y medidas de seguridad que las autoridades exigen a las empresas formales, estos productos vendidos a granel no pueden garantizarte ni el desempeño ni mucho menos la seguridad y confianza que sí puedes tener en aquellos que han sido desarrollados siempre apegados a la ley.

Como última recomendación: ante contacto o ingesta de cualquier producto de limpieza, llama inmediatamente a los números de seguridad.

¿Ya ves? Un hogar impecable y a la vez seguro no sólo es posible, sino que es más fácil de lo que parece.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This